Preguntas frecuentes a la hora de contratar un renting

¿Qué es el renting?

El renting es un contrato de alquiler, en el que pagas una cuota mensual que incluye absolutamente todos los gastos del vehículo y solamente te ocupas de echar el combustible.

Es poder disfrutar de la experiencia de tener un coche sin ocuparte de nada y evitando todos los problemas o riesgos de tenerlo en propiedad, como impuestos, seguro, mantenimiento, reparaciones, averías, etc.

¿Qué ventajas ofrece frente a la compra?

Paga una cuota mensual fija y olvídate de gestiones, costes inesperados.  Tu gasto siempre es el mismo sin imprevistos, el vehículo siempre lo tienes a punto sin problemas, no sufres la depreciación de compra del vehículo, no tienes que ocuparte de vender tu coche usado cuando lo cambias por otro; no tienes que ocuparte de nada, solo echas combustible y cuando termina el contrato, tu decides si lo devuelves o lo cambias por otro nuevo.

¿Qué ventajas fiscales tiene el renting?

Empresas y sociedades mercantiles: Pueden deducir el 100% del importe de las cuotas mensuales de su renting en el Impuesto de Sociedades.
Profesionales y autónomos: Estos pueden deducir el importe de su cuota
mensual de renting en el Régimen de Estimación Directa del IRPF, siempre que se trate de un gasto necesario para el desarrollo de su actividad profesional.

Particulares: Ninguna. Al tratarse de un alquiler, no tienen derecho a ningún tipo de deducción fiscal.

¿Puedo cofigurar el coche?

Si eliges un vehículo de campaña que ya está configurado, será el equipamiento que tienes en las especificaciones; también puedes elegir un vehículo personalizado como desees; en este caso la cuota mensual también te la personalizaremos.

¿Puedo cancelar mi contrato antes de que termine?

Sí, puedes cancelar el contrato de forma anticipada, pero existe una penalización por dicha cancelación.

Si no sabes cuánto tiempo necesitarás el coche o lo quieres solo para unos meses, es aconsejable realizarlo a un plazo mínimo.

¿Hay límite de Km?

Dependiendo del tipo de contrato y el modelo de coche que elijas, podrá ser desde los kilómetros que desees hasta 40.000 kilómetros al año.

En caso de que realices más kilómetros de los contratados, los deberás abonar una vez finalizado el contrato y si haces menos kilómetros a los elegidos, se te abonarán los km no consumidos.